6 de diciembre de 2012

LA VENGANZA



para algunos
 
Pasarán los días y tus gestos
serán lentitudes de tiempo caduco.
Yo viviré, te lo aseguro,
muchísimos más años que tú.
Yo esperaré tu partida como una bahía
de ideas propicias en medio de la nada.

Y es que no es venganza,
te lo digo tal y como te maldigo,
no es una mala hora sin relojes
ni un surco de palabras malsonantes.
Pero, lo cierto, es que añoro día a día
poder estar presente en tu sepelio,
con cigarro a punto de ser ceniza en mi mano
y un orgullo en mi pecho que grite: ¡justicia!

2 comentarios:

  1. tu poema transmite muchas emociones potentes, y eso solo puede hacerlo un poeta con talento, excelente trabajo, tienes un blog fascinante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Abril
      Un honor para mí tus palabras: de la fuerza nace mi poesía, y la poesía, por sí misma, es la fuerza que me ayuda a avanzar en este mundo edulcorado por la necedad.

      Gracias de nuevo.

      Eliminar