28 de abril de 2014

Placer



Tu lengua humedece mi soga
ahora que brota el brío en tu boca
y tragas la ambición de verte desarropada
frente a las voces de un placer madrugador.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada